Media lunita nº 8. Los doce ladrones